lunes, 8 de abril de 2019

EL TRIPI DEL PAPAGAYO.

El buen animal estaba tranquilito en su árbol cuando se topo con un gusano radioactivo. Se lo trago de un solo bocado y diz minutos después estaba flipando en colores.

Tuve que tomarme lo mismo para llegar a pintar la complejidad de lo que estaba viendo aquél pájaro flipado.



lunes, 11 de marzo de 2019

PERDIDO EN EL LABERINTO.

Seguimos al señor en sus curiosas peregrinación. Ahora mismo, no sabemos por donde anda. Ni él mismo sería capaz de explicarnos lo que le está sucediendo.

Espero que pueda encontrar repuestas, las que sean, incluso si no son las de sus preguntas.



lunes, 11 de febrero de 2019

LOS HERMANOS DE LA NOCHE.

Se despiertan cuando duermes, te susurran efímeros cuentos que olvidarás al despertar, y por fin, se van con la llegada del alba.

En cuanto al señor Coco, les sigue la corriente en busca de su sombrero perdido.



lunes, 14 de enero de 2019

MULTIPLICADO.

Después de muerto, el señor Coco se ha multiplicado de manera inusual. Eso, sí, parece igual de chiflado que nunca, pero multiplicado.



domingo, 9 de diciembre de 2018

PERDIDOS EN EL BOSQUE.


La han cagado y se han perdido. ¿Qué más decir? Que es más fácil perder su camino que volver a encontrarlo.

Pero nada es imposible. Si uno quiere, todo se puede.

Se han perdido pero son valientes.

Así se hace, ¡sí señor!


domingo, 4 de noviembre de 2018

MI GATO SE HA PERDIDO.

Tengo un gato parlucho, rey de mi escritorio y chaman de mi mesa de dibujo. 

Durmiendo lo he visto, vagando en mis sueños, buscando algo que hacer mientras la luna le cantaba cuentos com mariposas encantadas.

Desde que me he despierto, tres días atrás, no lo he vuelto a ver, ni siquiera en sueno.

El buen animal estará en alguna parte, parlachando o bien dibujando el sueño en el que se ha perdido.


domingo, 7 de octubre de 2018

LAS FLORES MÁGICAS.

Caminar entre ellas llena el corazón de felicidad, templa el alma e influye positivamente pensamientos y decisiones.

Buscar esas praderas mágicas necesita paciencia y mucha, mucha fe, pero la búsqueda de los tesoros, sean los que sean, suelen ser lo que le da sentido a la vida misma.